Tronos

TRONO DEL NAZARENO DE  SALUTACION

Digital StillCameraAutores: Manuel Toledano Vega (diseño y talla). José Manuel Ramos de Rivas (faroles y orfebrería). José Dueñas Rosales (esculturas y relieves).

 Realización: 1991.

Materiales: Madera de caoba, terracota policromada y metal plateado y repujado.

 Estilo: Neorrenacentista, con estructura rectangular, formado por un cajillo recto y con cuatro faroles en las esquinas.

 Dimensiones:

Largo: 4 m.  Ancho: 2,10 m.  Alto: 45 cm.

 Hombres de trono: 110.

 Iconografía: En las caras o paños se distribuyen espacios tallados con follajes de inspiración renacentista, centrados por tondos en los que se insertan atributos de la pasión en metal plateado junto a hornacinas con arcos de medio punto en los que se intercalan santos y arcángeles, así como seis capillas con escenas alusivas a las cofradías relacionadas con la Parroquia de San Felipe.

Trono 3

  Encabezando el frente principal, la escena del Bautismo de Cristo, en recuerdo de la sede originaria de la Hermandad en la Iglesia de San Juan Bautista, seguidas de iconografías alusivas a las cofradías de la Pollinica, Sangre, Descendimiento, Servitas y Santa Cruz.

 En las hornacinas se representan a los tres arcángeles y cinco santos relacionados con la hermandad, todos ellos representados con su iconografía característica y acompañados de su atributos; San Rafael –arrodillado y con un pez-, San Miguel –empuñando una espada contra el dragón que tiene a sus pies-, y San Gabriel –con una azucena en la mano-, así como San Francisco de Asís y San Agustín –con los ornamentos pontificales, un libro y una pluma-, cuyas fiestas corresponden a las fechas que se terminaron de redactar los Estatutos y que se aprobaron en Cabildo Extraordinario de Hermanos, respectivamente. Les acompañan San Felipe –portando un cáliz- como titular de la Sede Canónica, Santa Teresa –con pluma y libro- por ser las RR. MM. Carmelitas Descalzas madrinas de la bendición de las imágenes titulares y San Juan de Dios, al que se representa suplicante y acompañado de un niño, por el ejercicio de la caridad para con los enfermos y necesitados.

  Los tondos circulares de orfebrería albergan relieves con motivos de la pasión de Cristo, como el cáliz, acompañado de uvas y pan, el monte de los olivos, bolsa de dinero, farol, gallo, columna y azotes, jarra, martillo y tenazas, cruz y escaleras y otros que representan el escudo de la hermandad y los anagramas JHS e INRI.

Nuevos motivos ornamentales conforman el cajillo del trono, como son las esbeltas columnas corintias cuyos fustes se adornan con guirnaldas que flanquean capillas y hornacinas, así como la cenefa de la parte superior con palmetas, finalmente rematado por la crestería de metal, así como el ostensorio que porta una espina de la corona de cristo, flanqueado por dos ángeles, que se dispone en el frente.

  Completan el trono y le dan luz cuatro faroles de cuerpo hexagonal, con finos y elegantes adornos vegetales, que decoran cada uno de los lados del cuerpo superior.

 

TRONO DE MARIA STMA DEL PATROCINIO

 

     Eloy Téllez propone un movido cajillo con juego de entrantes y salientes donde se conjugan esquinas, capillas, cartelas y paneles decorativos en una sucesión armónica, en la que prima la equilibrada composición de sus formas para encontrar la justa medida de unos volúmenes muy compensados. Desde las esquinas la sucesión es de hornacinas, cartela sobre panel, hornacina y capilla central. Además de la movida decoración que corona estos elementos y estructura como penachos la parte superior.

Trono Virgen. Capilla El rezo del Santo Rosario ha sido una constante en esta corporación de ahí que Eloy Téllez dispone esta letanía en este baldaquino como una constante plegaria de identificación y sublimación de la figura de la Virgen María. Así distribuye cada uno de los rezos pertenecientes a la letanía lauretana como leyenda en las filacterias que sostienen los ángeles del cajillo, los situados en las hornacinas en número de 4 para el frente y 6 para los laterales; con su correspondiente calificativo y loa en latín. También aparece una letanía visual que coloca en las cartelas de movidos perfiles. Las jaculatorias reseñadas son para el frontal, Mater Dei, Mater Christi, Virgo Prudens y Virgo Potens y las de Casa de Oro y Puerta del Cielo –representación visual– para los tondos de las cartelas.

    De igual modo, podemos contemplar en el lateral derecho seis ángeles con cintas donde aparecen las loas de Mater Nostra, Mater Amantísima, Regina Pacis, Regina Angelorum, Regina Malacitana y Regina Universorum, además de los tondos con las representaciones de Espejo de Justicia, Trono de Sabiduría, Vaso Espiritual y Rosa Mística. Para el otro lateral se colocan en los espacios de las cintas los votos de Mater Amabilis, Mater Admirabilis, Regina Coeli, Regina Maris, Regina Apostolorum, Regina Virginorum, a la vez que en las cartelas podremos observar la simbología de los rezos de Arca de la Alianza, Salud de los Enfermos, Torre de Marfil y Estrella Matutina.

Se toma a la Virgen como Madre, tabernáculo de Dios, justicia infinita de sabiduría, refugio y Reina, pudiendo contemplar la Adoración de los Reyes Magos en la capilla frontal, se tiene a María como receptáculo de Cristo, siendo Este la estrella que iluminará todas las generaciones, interpretándose la pleitesía de los Reyes hacia Cristo y hacia la Virgen, estos aparecen en el evangelio de Mateo y van unidos a las escenas de la Natividad, es la Epifanía lo representado, la llegada del Salvador a través del Espíritu Santo, tomando a María como Madre, enfatizándose con la colocación de una estrella en la parte baja de esta capilla. La entrega por parte de los Reyes Católicos de la Virgen de la Victoria a Málaga, 1487, será la escena de la capilla central del lateral derecho evidenciando el patronazgo de la Madre de la Victoria, la advocación mariana bajo la que se acoge la ciudad de Málaga y el parentesco indiscutible de las hermandades penitenciales con la patrona. La Virgen del Carmen entregando el Escapulario a la Orden de los Carmelitas es la escena que queda en el lateral izquierdo en su capilla central referenciando el madrinazgo de la imagen por parte de la rama femenina de este colectivo religioso y la estación el Domingo de Ramos en el convento malacitano de esta orden.

   Se completa la iconografía del cajillo con la aparición en los tondos de las bases de las barras de palio de una serie de elementos y símbolos alusivos a la Virgen María como son la paloma, la luna, el sol, la columna, la concha, el lirio, el rosal, la azucena, la jarra volcando agua, la antorcha encendida y la rama de olivo, pudiendo presagiar en su lectura que María del Patrocinio es bendecida por Dios y el Espíritu Santo, pulcra como la luna, reina de plata, Madre del sol rey y cristo, templo y columna, nueva Eva elevada al cielo, iris de hermosura, juventud, pureza, amor y perfección de una rosa mística, azucena de pureza inmaculada, fuente de salud, estrella de la mañana y auxilio de los cristianos.

 Trono Virgen. ArbotanteEste baldaquino honorífico queda coronado en el frontal del cajillo con la figura de San Felipe Neri, como emblema de la hermandad, de su sede canónica y de la entrega a Dios de su siervo con un amor infinito.

 Las barras de palio de base cilíndrica con aletones se estructuran en siete cuerpos cada uno más la base y la macolla, conjugándose los tramos hexagonales con separaciones de nudetes cual tulipanes, otras de asas o de elementos gallonados con tramos poligonales y cuadrangulares.

 Los cuatro espigados arbotantes de nueve luces, siguen la verticalidad del palio, ajustándose a las medidas limitadas de la puerta, se obtiene una sensación de ramal ascendente con base donde se proyectan los salientes de sus cuatro caras.